Vamos a resolver las dudas que much@s ciudadan@s tenemos sobre el hospital Zendal
gobierne quien gobierne la sanidad pública se defiende

No, actualmente la red hospitalaria madrileña, bastante extensa, cuenta con salas enteras cerradas que podían haberse utilizado.

No, si seguimos y creemos las noticias y, sobre todo, la información que el sector sanitario está haciendo pública, actualmente Madrid no necesita refuerzo en infraestructuras.

La información escasa de la que disponemos es que su coste inicial rondaba los 50 millones de euros, pero el coste final se ha duplicado hasta alcanzar los 100 millones.

No, la ausencia de intimidad, la falta de quirófanos, la escasa dotación general, hace de este centro un lugar poco propicio para ser utilizado como se pretende.

Las respuestas del personal experto son contundentes: no se necesita un almacén por cerca que esté del Aeropuerto. Las vacunas no suelen almacenarse en un único local ni permanecer en él largos períodos de tiempo.

No, ni para trabajadores ni para pacientes: está mal comunicado, lo que implicará un mayor desembolso en transporte y en ambulancias.

Podría convertirse en un centro de visitantes o podría generarse una ciudad a su alrededor, como la ciudad de la justicia de Esperanza Aguirre. Seguro que nos sorprenderán, porque hoy, por hoy, nadie lo sabe.

No, por eso se pretende vaciar los hospitales actuales de personal y llevarlo forzosamente al Zendal. La Comunidad sabía que no había suficientes sanitarios, pero aún así ha aumentado la red hospitalaria con este edificio sin tener los medios ni recursos humanos necesarios para ponerlo en funcionamiento.

no al Zendal

En su primera semana de apertura, sólo unos 100 trabajadores han ido voluntariamente, por eso la Comunidad ha recurrido a hacer uso de la fuerza.

Con la justificación del Real Decreto Ley 29/2020 de medidas urgentes que regula varias cosas, el Sistema Nacional de Salud puede adscribir transitoriamente personal facultativo de cualquier especialidad y de enfermería de atención primaria a otros hospitales, centros de atención primaria y otros dispositivos sanitarios. Es decir, en principio sí.

A los trabajadores más vulnerables, aquellos que tienen contratos vinculados al Covid y por tanto están en situación de precariedad e inestabilidad laboral.

Los centros de los que salen los sanitarios se quedan bajo mínimos y, por tanto, la atención se ve seriamente afectada. Como siempre, pagamos los pacientes.

todos nos quedamos

  • Reforzar la primaria para que hiciera de muro de contención en la atención de todas las personas contagiadas.
  • Atender a las personas no telefónicamente sino de forma presencial, como siempre se ha hecho, respetando las medidas necesarias de seguridad.
  • Reforzar las plantillas de personal, dignificando el trabajo y pagando lo que es justo.
  • Generando políticas de personal que no expulsen a nuestros profesionales fuera del país buscando una mejor y justa remuneración.
  • Estableciendo un sistema de rastreo y rastreadores formados y con medios.
  • Abriendo las salas (una vez dotadas) que actualmente están cerradas, cuando sean necesarias.
  • Reestructurando la logística, en caso de que se necesite, para derivar pacientes a centros Covid, manteniendo otros como centros “limpios” en los que seguir atendiendo otras patologías que actualmente están siendo atendidas de forma precaria.

 

Es decir, anteponiendo la salud y la sanidad pública de calidad y universal, no permitiendo que sea objeto de lucro de nadie y menos de empresas privadas.

En los medios, en las redes, pero principalmente en las calles.

NADA PARA LA PRIVADA

LA SANIDAD NO ES UN NEGOCIO

LA SALUD NO ES PROPAGANDA ELECTORAL

SI NOSOTROS NO NOS VENDEMOS, NUESTRA SANIDAD, TAMPOCO.

Avatar

Los aplausos nos animan, la sanidad se defiende luchando con acciones